Thursday, February 18, 2010

¡Suscríbanse al blog!

Muchachos, como yo sé que pocos saben lo que es el RSS o lo que es un feed, les he habilitado la opción de que se suscriban por correo elecrónico. De esta manera les llegará todo lo que escriba hasta su bandeja de entrada directamente.
Para suscribirse sólo escriban la dirección de su correo electrónico en la casilla que ven a la derecha, resuelven un captcha y vualá.
Disfrútenlo.

Y tú, ¿cómo cuentas las horas?

Siento no haberme comunicado con ustedes antes, queridos lectores, pero la verdad no he tenido tiempo siquiera de respirar. En fin, a lo que iba.
Como ya sabrán estoy trabajando para KDAB. Y aunque no puedo decirles absolutamente nada de lo que hago, so pena de tamaña multa, sí les puedo contar lo siguiente.
Verán, es me pagan por hora. ¿Y? se preguntarán. Pues es que gran cantidad de mis conocidos me preguntan exactamente lo mismo: ¿y cómo te cuentan las horas?. Es sencillo, con un programita en el que le pongo lo que estoy haciendo en ese momento, y este cuenta el tiempo que paso en cada tarea. ¿Simple no?. Pues sí, así de simple. Sin embargo siempre que doy esta respuesta se intrigan, ¿cómo? ¿así nada más? Sí, así nada más.
Y es que nos parece imposible que alguien pueda confiar en la palabra de la otra persona. Viviendo en México tenemos grabado a fuego el “el que no transa no avanza”. No, no, no y no. Yo soy de la opinión de que debemos ser consientes de que nuestras acciones tienen consecuencias. ¿O creen que no podría hacer trampa? Claro que sí, pero, en primera, eso socavaría la confianza que han depositado en mí, además de perjudicar completamente mi trabajo (¿sólo hiciste un programa en cuantas horas dijiste(!)?).
Así pues, cortemos el sermón. Los exhorto a medir sus horas justamente, a ser honestos y a cumplir la palabra que hemos empeñado.
Sólo piénsenlo, ustedes ¿cómo cuentan las horas?