Thursday, January 14, 2010

Ay esta escuela...

Hoy, después de tanto rogarle al sistema de inscripción, pues nos traían que el lunes, no el mártes, sabes qué mejor te inscribes el jueves, que la preinscripción, la reinscripción y postinscripción, no sabes qué mejor sólo la inscripción normal; al fin, después de todo eso, me he inscrito en mi último semestre (cielos que bien se siente decirlo) de escuela universitaria. ¡No saben como quiero terminar el círculo!
Pero a lo que iba, resulta que sólo necesito tomar dos clases para terminar la carrera (insisto, no puedo estar más feliz), pero resulta que voy a ir 4 horas diarias. Si, como lo escucharon aunque sólo necesitaba 2 horas voy a tener 2 horas sin nada que hacer a la mitad.
A veces me pregunto si lo harán a propósito. Y es que no exagero, siempre, desde como sexto, nos ha tocado un horario quebrado y a esas horas, justo a esas, en las cuales no puedes hacer nada antes porque no acabas, ni después porque conque no sea salir a un bar, karaoke o billar, ya no puedes hacer nada (y viviendo en la ciudad más violenta del mundo, no tengo que recordarles que si antes no salía, ahora menos).
Es por esto que digo: ay escuela, ya me volviste a arruinar los planes. Es que tengo tanto que quiero hacer, para muestra aprender un lenguaje: francés. Sí, he decido aprender francés pero ¿a qué hora podré tomar mi curso, oh, me pregunto yo? si no salgo de la escuela sino hasta las 8, ¡a esa hora será difícil encontrar una escuela a la cual asistir!.
Pues en fin, como les decía, que ya salgo...

4 comments:

Emmanuel Alejandro Parada Licea said...

Hola,

para info general, estudio en el Tec en la ciudad de Chihuahua.

A mi también nada más me faltan dos materias para graduarme. Una de ellas está muy interesante por que vienen expertos de distintas universidades a darnos sesiones super intensivas de tres días donde vemos lo de un mes.
La otra materia está un poco aburrida por que es totalmente por Internet consistiendo de lecturas y escritos =/

Además, misteriosamente nos pidieron que presentemos examen Ceneval para la certificación de la carrera, por lo que hace unos instantes nos arruinaron la planeación del semestre agregando clases de 3 a 5 (que no salió tan mal por que habían amenazado que eran jueves y viernes de 5 a 7).

Por otro lado aquí la ciudad sigue bastante segura, por lo que si hay un montón de cosas por hacer.
Recordando lo del karaoke, voy a armar uno, y lo voy a documentar en mi blog, ahí para que después lo revisen.

Respecto al francés, ánimo... Es posiblemente el tercer mejor lenguaje después del inglés y el español, así que vale la pena dominarlo.


Recuerden pasar por el blog personal http://misintonia.com/eaplmx

Saludos!

Carlos Licea said...

Bueno, Emmanuel, no cabe duda que en todos lados se cuecen habas. Aunque me alegra que no estés en el mismo lío que yo.

Violeta said...

Hola Primo, te saludo después del infomercial de Emmanuel y te comento que en su momento yo también presenté el examen del Cenval, que duró un día completo, ¿te imaginas? Un día entero, con sólo una pausa para comer, salimos a las 8 pm, con el alma en rastra. Aparte no nos dieron más que un cursito de inducción para conocer el modus operandi y rásquensela como puedan para presentar, porque es el 50% de una de las materias, o sea, requisito para graduarte. Yo estuve en la Alianza en la clase de la tarde, pero sé que hay curso los sábados, aunque no sé si te sea posible asistir... De hecho no sé si haya Alliance Française en la Ciudad Más Violenta Del Mundo... Jajajaja ya nomás les faltan los pandilleros bomba, hermano. El año antepasado fui un par de veces a tu rancho por motivos de trabajo y la verdad nunca me pasó nada, pero la sensación de que ahí matan gratis no es nada cool.

Carlos Licea said...

En mi escuela también tengo que aplicar examen de inglés para graduarme, aunque no es el Cenebal, me parece que como el venti-algo de febrero es, luego les cuento cómo me va.

Sí, sí hay Alianza Francesa por acá, precisamente ahí voy a estudiar :D, aunque será los sábados porque no hay de otra.

Es que la inseguridad se siente en el aire, en la gente: está nerviosa. Aclaro que parece que ya está disminuyendo un poco, aunque no deja de haber asaltos y esas cosas. Lo peor de todo no es tanto en sí el asalto (que ya es grabe), sino la impunidad, te pueden robar o disparar y no pasa nada, ¿justiacia? ¡ja!, ahh pero no se te ocurra defenderte porque entonces vas tú a la cárcel…